jueves, 3 de septiembre de 2009

los onas

los onas :Los indios Selk'nam (Onas)
Los Selk'nam vivían en la Isla Grande; eran, con los Tehuelches, los indios más grandes de América, con 1,80 m de tamaño medio, y su fuerza física asombraba a sus visitantes europeos (en el siglo 17, el tamaño medio de los europeos rondaba los 1,65m), como a sus vecinos indios, quienes les temían bastante.
Sobre todo eran cazadores, nómades, y a veces pescadores en los ríos. También solían compartir con los yamana a una ballena varada en una playa; en paz con los yamana en esa oportunidad, aprovechándose así de la grasa del animal. El guanaco constituía su principal fuente de carne, pero también cazaban aves y roedores. Y también se nutrían de cosecha de frutas y hongos.
Su arma era el arco, el cual además de necesitar destreza requería ser fuerte, por su tamaño.
En casi cada ocasión o actitud de la vida diaria se nota la fineza de sus costumbres social. Cuenta Lucas E.Briges : "Al carnear un guanaco, los onas generalmente dividían la res en seis pedazos para facilitar su transporte. Esta vez, Tamimeoat cortó el animal en tantos trozos como hombres y a cada uno le arrojó su parte. En cada caso, el beneficiado era el único individuo que no mostraba interés en este reparto ; simulaba estar arreglando el fuego o sacando sus mocasines, o mirando al vacío, hasta que otro miembro del grupo le llamaba la atención sobre el regalo recibido ; entonces él lo levantaba casi sin mirarlo, y sin demostrar ningún placer, lo ponía a su lado. Talimeoat y Kaichin no se habían reservado ni un pedacito, ni siquiera el pecho, que siempre era considerada la porción del matador. Después de un rato, algunos de aquellos a quienes, quizás a propósito, se les había dado una porción mayor que a los demás, la dividieron con los afortunados cazadores. Entre los indios onas ése era el modo correcto de repartir la carne en tales circunstancias..."
Aunque eran nómades, la Isla Grande había sido dividida en 39 'distritos', separadas por ríos, piedras, árboles,... distritos trasmitidos de padre a hijos, mientras una 'familia ona' viviendo en ese territorio podía alcanzar 120 individuos. Ese reparto instituía algo como la propiedad, y cada tribu normalmente no se iba de caza afuera de su propio distrito, sino a veces para hacer la guerra, o con un ceremonial muy preciso (o torneos de lucha).
Dice Lucas E.Briges : "Los Onas no tenían jefes hereditarios no electivos, pero los hombres que sobresalían por su habilidad, casi siempre se convertían de hecho en dirigentes. Sin embargo, uno podía ser el jefe de hoy y otro mañana, pues se lo cambiaba según la empresa a cometer y se designaba al mas vehemente partidario de cada una. La categoría social entre ellos fué bien definida, años después por el jovial Kankoat.Un hombre de ciencia nos visitó una vez en esa región, y en contestación a las preguntas que me hacia le dije que los onas no tenían jefes, según nuestra aceptación de la palabra. Viendo que el no me creía, llamé a Kankoat, que entonces hablaba bastante bien español. En contestación a la pregunta que le hizo el visitante, Kankoat demasiado amable para contestar con una negativa, dijo : 'Si, señor, los onas tenemos jefes : todos los hombres son capitanes y todas la mujeres son marineras.'No conocían la disciplina. Sin embargo, el mas despiadado, el mas fuerte, ya sea físicamente o mentalmente, o el asusto capaz de una traición, podía dominar la comunidad."
Esa otra anécdota de Lucas Bridges muestra esa sensibilidad de los Onas : "Talimeoat y yo contemplamos largo rato y en silencio los sesenta y cinco kilómetros de colinas cubiertos de bosques que se extendían a lo largo del lago Kami (lago Fagnano), envueltos en los tintes del magnifico crepúsculo. Yo sabia que él buscaba en la distancia cualquier señal de humo de los campamentos de amigos o enemigos. Luego se sentó a mi lado y olvidó su vigilancia y hasta mi propia presencia. Yo, al sentir el frío de la tarde, estaba a punto de proponerle que nos pusiéramos en marcha, cuando exhaló un profundo suspiro y dijo para sí, en voz queda, y con el acento que sólo un ona puede dar a sus expresiones : 'Yak haruin ! (¡Mi tierra!)'."
Cuenta Lucas E.Briges, con su humor british, esa anécdota bien graciosa : "Uno de los onas se ausentaba frecuentemente por largos periodos para trabajar en la isla Picton. Durante una de sus ausencias, su mujer dió a luz un niño de tez blanca, pelo rubio y ojos celestes (debo dejar bien establecido que mis ojos son castaños y que en esa época mi pelo era casi tan negro como el de un ona). Yo, perplejo, me preguntaba qué diría el indio al ver ese extraño vástago. A su subido tiempo volvió el indio de la isla Picton, y uno o dos días después vino a visitarme para pedirme una pastilla de jabón ; no del común, sino del mágico jabón de color de vidrio oscuro y forma de un huevo de ganso de las montañas. Yo no comprendí al principio a qué se refería ; pero él me explicó de muy buena fé que durante su ausencia su mujer había tenido un hijo moreno como todos los niños onas, pero que cuando él lo había conocido ya se le había aclarado maravillosamente la piel y el cabello. Al preguntársele a la esposa sobre esta increíble transformación, ésta, apoyada por el testimonio de las dos mujeres que la habían atendido, atribuyó el milagro a una pastilla de jabón mágico que le había dado mi hermana Alicia. Dijo también que un poquito de jabón había entrado en los ojos del niño, que se había vuelto al momento celestes como el cielo. El orgulloso padre estaba tan impresionado por esas maravillas que venia a buscar otra pastilla."
Nos cuenta Lucas Bridges esas anécdotas sobre la educación de los niños : "Cuando una criatura, sana en apariencia, lloraba incesantemente, la madre daba muestra de impaciencia y solía gritar prolongadamente dentro de los oídos del pequeño. Generalmente, el niño cesaba de llorar. [...]Cuando un niño tenia sed, la madre, para evitarle la impresión del agua helada, la entibiaba en su boca y luego la dejaba caer dentro de la de su hijito.""Los niños eran tratados cariñosamente por todos y muy apreciados por sus padres. Aunque esta gente jamas se besa, he visto a algunos hombres acercar sus labios a los cuerpecitos de sus niños. Cuando los hombres se hacían demasiado viejos para salir a cazar, podían contar que sus hijos los abastecerían y defenderían. Siempre se podía encontrar a otra mujer pero a los hijos no era tan fácil reemplazarlos."
"Al ona no le preocupa el vestido ; para él, sólo es motivo de vergüenza mostrar el cuerpo cuando es deforme u obeso ; este último defecto demostraría que es un glotón y que, como probablemente no es cazador, su mujer tiene que alimentarlo con pescado [...] El cazador tiene que ser delgado y no comer demasiado, porque sino se volvería vago, mientras sus mujeres tiene que ser gordas (prueba de que esta un cazador q se respecta)"
La poligamia era común, pero era raro que un hombre tuviera más de dos mujeres, lo cual hubiera sido considerado con una mezcla de envidia y de burla.
Mito del papagayo, de las temporadas : "Los papagayos Kerrhprrh, descendientes de Kamshoat, son pájaros ruidosos quien prevenían al guanaco de la llegada de los cazadores, o se burlaban de las dificultades de un ona para cruzar un terreno difícil. Hace mucho, mucho tiempo, cuando todos los arboles del bosque estaban siempre verdes y sólo perdían sus hojas al morir, el joven Kamshoat comenzó a iniciarse en los secretos de la Logia. Había dejado de ser un telken (un niño), era ya un klokten (iniciado), y partió solo en uno de esos viajes a que su condición lo obligaba. Pasó tanto tiempo sin saberse nada del él, que los suyos lo dieron por muerto, y quedaron muy sorprendidos cuando un día apareció entre ellos.No había cambiado mucho, pero hablaba demasiado ara un klokten, que debe callar y pensar. Contaba de un maravillo país, muy lejano en dirección del Norte que había visitado ; afirmaba que sus bosques perdían las hojas en el otoño y morían, pero que en la primavera el calor los hacia revivir y las hojas volvían a brotar tan verdes como antes. Naturalmente, nadie dió crédito a semejante historia ; una vez que un árbol ha muerto no puede volver a vivir, así es que se burlaron de Kamshoat y lo llamaron mentiroso. Este no los aguantó y, furioso, volvió a irse, pero esta vez su ausencia fué mas larga aun. Volvió transformado en un enorme papagayo, con plumas verdes en el lomo y coloradas en el pecho, tales como las de sus actuales descendientes. Era otoño, y Kamshoat voló de un árbol a otro en esos bosques siempre verdes, pintando las hojas de rojo con el color de su pecho. Estas hojas pronto cayeron al suelo y la gente se asustó, temerosa de que los arboles hubieran muerto. Los papeles se habían cambiado, ahora era Kamshoat el que se burlaba. Él les anunció que en primavera todos los arboles volverían a vivir, y entonces todos se sintieron de nuevo felices. Kamshoat, debido a su grito, fué llamado Kerrhprrh."
unas palabras selk'nam :
Sol : Kré / kran Luna : Kréen / krä Noche : Kauk'n Día : Kerren Hombre : C'ón / Chohn Mujer : Naa / Nah
Uno : Sós Dos : Sôki Tres : Sauki Cuatro : Koni-sôki Cinco : Kismarey
Fotos : (click en la foto para agrandarla)
Kaushel y su familia
Kautempklh y Paola, cazadores Onas (L.E.Bridges, 1910)
Puppup y familia(L.E.Bridges)
caminando en la playa(Furlong, 1908)
familia trasladando campamento (A.de Agostini)
mujeres trasladando el campamento (A.de Agostini)
madre y lactante(foto Gusinde)
Covadonga y su hermanito
dos chicos
familia en su choza
Onas del Norte (bahía Inútil)(A.Cameron, 1890)
confección del astil (Furlong, 1908)
familia sobre una elevación (Furlong, 1908)
chamán conjurando un eclipse de luna (Lothrop, 1930)
Jon (curandero) curando a un enfermo (A.de Agostini)
Shishkolh, Ahnikin y Puppup(Lucas E.Bridges)
Ahnikin, Shishkolh, Halimink, Chalshoat, Puppup (Furlong)
Tenenesk y dos cazadores(archivo salesiano)
Aneki (el surdo), Koniyolh, Ishiaten (muslos arañados), Kostelen (cara angosta), Shilchan (voz suave), hermano de Aneki. De Los Onas
foto A.Cameron, in El ultimo confín de la tierra
luchadores onas(foto Gusinde)
foto A.Cameron, in El ultimo confín de la tierra
Chalshoat y Puppup (Furlong, 1908)
Puppup e Ishthn (Furlong, 1908)
choza, 1910(archivo salesiano)
dos mujeres con niño(A.de Agostini, 1910)
dos mujeres en la selva(A.de Agostini, 1910)
Schorts del norte, del oeste, del sur (fotos de los shorts, Gusinde)
Kéternen macho, Tanu del oeste, Ulen la cabeza gruesa
tres schorts subordinados, el espíritu Kotaix
Los Schort eran hombres disfrazados para los ritos de iniciación de los chicos, los postulantes se les llamaba Kloketen. Kshort es un nombre genérico. Hay de varias clases. Nunca hablan. Las ceremonias del Kloketen (así se llamaban los postulantes, la ceremonia, como la choza, se llama el Hain) eran para permitir a los chicos de pasar en la edad adulta. Antes, el Hain era manejado por la mujeres (Cf. el mito)
dos kloleten
pintados para el hain (Gusinde)
pintados para el hain (Gusinde)
danza de la serpiente (L.E.Bridges)
bailarines abandonan la choza del kloketen (Gusinde)
círculo de hombres hechizo del tiempo meteorológico (Gusinde)
Ahnikin personifica a Short. Puppup, Halimink, Minkiyolh, Hatah. (L.E.Bridges)
Yonolpe, el más diestro cazador de todos los montañeses. 'Nunca lo vi pintado de esta manera' L.E.Bridges
un ona del nortecol.Franciscovich, in El ultimo confín de la tierra
Pahchik, con su esposa e hijo(L.E.Bridges)
Hala, con su esposa e hijo(L.E.Bridges)
Te-al con su esposo Ishtohn
Selk'nam llevados a Paris, para la exposición de 1889
Aneki, Kostelen y Schilchan (ese ya tiene la segunda flecha preparada en la mano izquierda)(from El ultimo confín de la tierra)
Paciek y su familia frente a su choza(foto A.de Agostini)
Alberto de Agostini con el joon Paciek

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada